Beneficios del pilates

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

Hoy en día el pilates está de moda y los que lo hacen están satisfechos con el deporte. Y no es por nada, porque el ejercicio es todo para la salud y el bienestar, por eso te traemos algunos de los beneficios del pilates.

Para todos aquellos que están motivados y dispuestos a lograr el cuerpo ideal, el método puede ser una excelente herramienta. Además de ofrecer todos los beneficios de una actividad física común, el pilates es seguro para tu salud física, ayudando a corregir la postura, aumentando la elasticidad del cuerpo y aliviando el estrés.

El Pilates fortalece los músculos débiles, alarga los músculos acortados y aumenta la movilidad de las articulaciones.

Beneficios del Pilates

Mejora la postura:

El pilates pone gran énfasis en la alineación adecuada durante el ejercicio. Esto hace que el practicante sea más consciente de su cuerpo y de la posición correcta a todas horas del día;

Ayuda con dolor de espalda:

Además de ser un gran aliado de los fisioterapeutas en el tratamiento de personas con lesiones de espalda o cualquier condición grave (como hernias discales o desviaciones posturales severas), el pilates también puede contribuir en gran medida al alivio de los dolores de espalda causados por el sedentarismo, la rigidez y el tono muscular;

Mejora molestias y el dolor durante el ciclo menstrual:

Practique unos días antes del comienzo del ciclo e incluso durante la menstruación (eligiendo los ejercicios más fáciles) y sentirá la diferencia;

El pilates te hará más flexible:

Varios ejercicios de pilates aumentan la flexibilidad de la espalda, el área que más problemas nos causa a todos, así como la flexibilidad general de todo el cuerpo. Al ser más flexibles, tendremos menos lesiones, menos dolores musculares y un mejor rendimiento en cualquier tipo de actividad física;

Te ayuda a encontrar tu equilibrio interior y a deshacerte de la ansiedad:

Un estudio reciente descubrió que un simple ejercicio de equilibrio (como el pilates) puede resolver los problemas de ansiedad;

Ayuda a mejorar la memoria:

Los ejercicios que incluyen ejercicios de coordinación así como secuencias de algunos ejercicios ayudan a mejorar la memoria;

Enseña control del cuerpo:

Los ejercicios de Pilates no aíslan cada uno de los grupos musculares que se van a realizar. En su lugar, ejercita su cuerpo como un todo, lo que no crea desequilibrios musculares que son comunes a otros tipos de ejercicios aislados;

Ha demostrado ser eficaz en varias condiciones:

En el alivio de los síntomas de la fibromialgia, la artritis y la artrosis, así como en la recuperación del cáncer (particularmente el cáncer de mama) y otros procedimientos quirúrgicos (especialmente la cirugía de rodilla, cadera y pie);

Combate el estrés:

Los ejercicios contemplan un orden específico que obedece a un ritmo respiratorio y requiere concentración. Por lo tanto, a lo largo del curso, los practicantes adquieren un mayor poder de control sobre el cuerpo, lo que les permite afrontar mejor las situaciones de estrés, ansiedad y nerviosismo;

El Pilates mejora la respiración:

El individuo que tiene estrés constante o ansiedad interrumpe la respiración normal, generando un bloqueo en el músculo del diafragma. Como el pilates trabaja sobre los músculos respiratorios, es capaz de enseñar a estas personas a respirar de nuevo, lo que se hace asociando los ejercicios a un tiempo preciso de inspiración y expiración;

Mejora el rendimiento de la carrera:

Puede que ni siquiera lo parezca, pero correr es una actividad que requiere técnica. Realizarlo sin estar preparado o de forma incorrecta puede causar varias lesiones al practicante, y es ahí donde el pilates puede ser de gran ayuda. A través de la reeducación de la respiración y la concentración adquirida en el método, correr puede convertirse en una actividad más placentera con resultados más rápidos. Además, la conciencia corporal desarrollada en el pilates ayuda al equilibrio del corredor y a la alineación del cuerpo;

Trabaja los músculos:

El gran diferencial del método de pilates es que el fortalecimiento muscular se realiza de forma global y no segmentada. Durante los ejercicios se activan simultáneamente varios grupos de músculos y se integran los músculos principales, secundarios y posturales. Además, también se estimulan las articulaciones.

La práctica de Pilates
Beneficios del Pilates
Para obtener buenos resultados es aconsejable practicar el pilates dos o tres veces por semana. El cuerpo suele responder muy rápidamente a la actividad, pero el tiempo para lograr la forma física deseada varía de un individuo a otro, según su biotipo y metabolismo.

En comparación con otros deportes y actividades físicas, el pilates se destaca por la calidad de sus movimientos y la seguridad del cuerpo en cada ejercicio. Los cambios en el cuerpo son fácilmente perceptibles, dejando a todos sus practicantes bien satisfechos.

Las clases de Pilates suelen durar una media de una hora y son siempre muy variadas, evitando así la monotonía. Hay poco desgaste físico y poca repetición de los movimientos, que son suaves y lentos. Se puede hacer sin ningún aparato (pilates de tierra) o con accesorios específicos como bolas, bandas, rodillos entre otros.

Como se puede ver que el sufrimiento no siempre es necesario para hacer ejercicio, el enfoque central de los pilates es una mejor calidad de vida, a través de la mejora de la salud y el bienestar. Por esta razón, el pilates es hoy en día uno de los métodos más solicitados, ya que sus ejercicios unen cuerpo y mente de forma sana y equilibrada.

Y tú, ¿ya practicas pilates? ¿Cuál es su opinión?

Jose Ters

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario