Consejos para hacer batidos nutritivos

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

Los batidos nutritivos son excelentes opciones para un sabroso y súper refrescante tentempié, ideal para los días de calor. Hechos con una mezcla de frutas batidas en la licuadora, los batidos son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes y contribuyen al buen funcionamiento del cuerpo.

Sin embargo, para que esta bebida sea realmente saludable, debes conocer algunos consejos sobre cómo hacer un batido y aprovechar mejor sus nutrientes.

Cuando se elaboran sólo con fruta, por ejemplo, el contenido de fructosa (un tipo de azúcar) será muy alto. Además, parte de las fibras se pierden cuando se baten en la licuadora, lo que aumenta la velocidad con la que el azúcar entra en la sangre.

Como resultado, los batidos pueden tener un alto índice glucémico, lo que provoca un aumento repentino de la cantidad de azúcar (glucosa) en la corriente sanguínea. Esto hace que el páncreas libere una gran cantidad de insulina para manejar toda esta glucosa, y el resultado es que usted siente hambre de nuevo poco después de comer.

¡Pero no todo está perdido! Con la combinación correcta de ingredientes, puedes aumentar la cantidad de fibra y hacer unos batidos nutritivos realmente deliciosos. Vea nuestros consejos sobre cómo hacer un batido saludable:

batidos nutritivos

Consejos para hacer unos batidos nutritivos increibles

1. Empieza por elegir el líquido

Como los batidos son bebidas cremosas, el consejo es usar un máximo de un vaso de líquido por cada porción de la bebida. Puede empezar poniendo medio vaso en la licuadora para facilitar la preparación y, dependiendo de la consistencia deseada, añadir más líquido después.

Para que su batido sea más saludable, el consejo es sustituir el zumo de fruta (que es rico en azúcar) por otro líquido, como agua mineral, agua de coco, leche, leche vegetal o yogur.

2. Saber cuál es la función de cada fruta

Para que su batido sea más consistente, puede utilizar frutos rojos congelados como el acai, la mora, el arándano y la fresa, que también ofrecen vitamina C y sustancias antioxidantes.

Otra opción para hacer el batido más cremoso es el plátano, que también le da dulzura al batido si está bien maduro. La manzana también ayuda a endulzar, pero su sabor es menos pronunciado y no altera la consistencia de la bebida.

Frutas como la piña, el kiwi, la naranja, el limón y la mandarina añaden acidez y refuerzan la dosis de vitamina C.

3. Añade hojas y verduras

Aunque las frutas son la base del batido, es interesante añadir hojas o verduras para aumentar la cantidad de fibra, vitaminas y minerales en la bebida sin aumentar su contenido en fructosa, reduciendo así su índice glucémico.

  • Verduras de hoja verde oscuro: verduras como la col rizada, espinacas y apio son ricas en fibra y añaden calcio, hierro y ácido fólico al batido;
  • Remolacha y zanahoria: ofrecen carotenoides, sustancias precursoras de la vitamina A;
  • Pepino, calabacín y coliflor: son ricos en fibra y pobres en calorías. El pepino tiene un efecto refrescante y debe utilizarse fresco, mientras que el calabacín y la coliflor pueden cocinarse y congelarse.

4. Añade una fuente de proteínas

A diferencia de los azúcares, las proteínas no aumentan el índice glucémico de los alimentos y no causan picos de azúcar en la sangre, lo que impide que se sienta hambre inmediatamente después de comer.

Así que intenta incluir una fuente de proteínas en tu batido, como la leche, la leche en polvo, la proteína de la leche o el yogur griego, que te da aún más cremosidad.

5. Elija las grasas buenas

Las grasas contribuyen a la saciedad y también deben estar presentes en un batido nutritivo. Por lo tanto, el consejo es utilizar buenas fuentes de grasa, como el aguacate y la pasta de cacahuete, que todavía fomentan la absorción de vitaminas oleosas.

También puede añadir castañas y semillas oleaginosas, como almendras, nueces de Brasil, anacardos, nueces, semillas de sésamo, chía o linaza. Estos ingredientes proporcionan grasas saludables, como el omega-3, y también aumentan el contenido de proteínas del batido.

6. Aumentar la cantidad de fibra de los batidos

Además de dar más saciedad al proporcionar buenas grasas, el sésamo, la chía y las semillas de lino dorado o marrón aumentan la cantidad de fibras del batido, reduciendo su índice glucémico.

Para ello, lo más interesante es añadir estos ingredientes después de batir la bebida en la licuadora, preservando sus fibras. También puedes añadir una cucharada de avena, salvado de avena o harina de chia o linaza.

7. Apuesta por los batidos listos

Si buscas practicidad, el consejo es apostar por batidos listos que sean realmente saludables, como los batidos de Jazmín. En los sabores de fresa y plátano, manzana y avena y plátano y manzana, se preparan con fruta verdadera y no reciben azúcar, colorantes, conservantes y otras sustancias artificiales añadidas.

consejos para hacer-motodos-nutritivos

Los batidos de jazmín vienen en un práctico envase que conserva los nutrientes y facilita su consumo en cualquier lugar, ya sea a la hora de la merienda o antes del entrenamiento, por ejemplo.

Además, debido a que se elaboran sólo con ingredientes naturales, los batidos de jazmín pueden ser consumidos por personas de todas las edades, incluidos los niños. Esto hace que sea más fácil tener siempre a mano un nutritivo y sabroso batido.

Puedes leer mas consejos sobre batidos nutritivos en nuestro blog

Jose Ters

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario