Hay algo realmente cierto, podemos hacer un montón de dietas y lo más complicado de rebajar es la grasa del abdomen, así como podemos comer muchísimo y la comida parece dirigirse solo al abdomen, realmente este tema es todo un caos que a las mujeres sobre todo las vuelve un poco locas, sin duda alguna tener abundante grasa en el estómago no es algo muy agradable que se diga, pero al parecer tampoco sencillo, pero si te dijéramos que existe una rutina eficaz con la que puedes eliminar la grasa del abdomen que pasaría, acá te mostraremos diversas maneras de conseguir ese tan deseado abdomen sin un rollito de grasa.

Elimina la grasa del abdomen con estos pasos.

  • Aliméntate correctamente, intentando reducir tus calorías y comiendo alimentos que ayuden a quemar grasas más fácilmente.
      • Alimentos bajos en grasa:
        • Granos como lentejas.
        • Pavo en pechuga.
        • Pepino.
        • Yogurt preferiblemente griego.
        • Apio.
        • Zanahorias.
        • Brócoli.
      • Alimentos que queman grasas:
        • Vinagre.
        • Todas las proteínas.
        • El té, de preferencia el verde.
        • La avena.
        • Aguacate.
        • Pimiento Rojo.
  • Busca sustitutos de comida que te proporcionen energía en esos momentos de ansiedad, lo mejor es que sean bajos en azúcares y de preferencia no refinados.
  • No pases por alto ninguna comida ni mucho menos las meriendas.
  • Descansa adecuadamente, 6 horas como mínimo.
  • Mantén tu rutina al menos por 2 semanas, donde entrenaras a diario al menos 1 hora.
  • Siempre busca aumentar la duración y la intensidad de tus rutinas, puesto que así conseguirás mejores resultados.
  • Para bajar la grasa del abdomen es necesario ejercitar este musculo correctamente.

Ejercicio para eliminar la grasa del abdomen.

La grasa del abdomen se ataca con intensidad y duración como lo mencionamos anteriormente, como ejemplo de ejercicios de intensidad tenemos la elíptica, ejercicios de intervalos con altas intensidades, como el entrenamiento HIT, aproximadamente se queman entre unas 600 y unas 800 calorías por hora con este tipo de entrenamiento. Por otro lado, tenemos los ejercicios de duración que pueden ser la bicicleta, caminatas rápidas e incluso la natación y aunque tienen un menor resultado en cuanto a la disminución de calorías (entre 300 y 550 por hora) son igual de efectivos.