Los estudios realizados recientemente han comprobado que la actividad y el ejercicio físico favorecen el crecimiento y desarrollo del feto. Trayendo como beneficio en todo el  proceso del embarazo.

La práctica de actividades física

Cuando se está embarazada los ejercicios son muy recomendables y más en los casos de mujeres embarazadas de riesgos o alguna patología como insuficiencia cardíaca, tromboflebitis, hemorragias genitales, etc.

Unos de los objetivos de continuar ciertas prácticas deportiva durante el embarazo llegan a estar relacionadas con la mejora en  la salud de la madre, y  el desarrollo del bebé, logrando evitar la diabetes gestacional y grandes  ganancia de peso en la madre.

Cuáles son los ejercicios más seguros

Los ejercicios que podemos practicar  durante el embarazo, es la prescripción médica de que se lleva un embarazo seguro y se puede realizar ejercicio con intensidad moderada.

Cuando se está entre  los tres primeros meses de gestación, que son los que se está formando el feto es allí donde se  producen los primeros cambios, y son especialmente importantes y críticos. 

Durante el embarazo la temperatura de madre y feto llega a aumentar, y es cuando es importante controlar la temperatura ambiental y  más el lugar en el que se realicen los ejercicio.

Actividades más saludables durante el embarazo

Cuando el embarazo es sano sin riesgo, los aspectos más importantes a trabajar son los cardio respiratorios,  de fortalecimiento, y sobre todo los de la zona dorsal y lumbar.

Los ejercicios clásicos abdominales que impliquen una contracción abdominal deben evitarse. Los ejercicios en posición boca abajo, también están contraindicados.

Actividades recomendadas durante el embarazo

Estos son los ejercicios con intensidad moderada que  pueden realizarse:

  • Realizar ejercicio en medio acuático, como piscina.
  • Trabajo de suelo pélvico con la pareja.
  • Hacer trabajos de tonificación general, movilidad articular y estiramientos de las piernas.